Estación Esperanza

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram

Con Indira, la salud y bienestar va

Vladimir Parra

“Organizar la salud pública de tal manera que sirva para dar asistencia al mayor número posible de personas, y sirva para prevenir todo lo previsible en cuanto enfermedades, y para orientar al pueblo”– Ernesto Che Guevara

Desde antes de asumir la Presidencia de México, ya era clara la convicción de Andrés Manuel López Obrador de modificar el sistema de salud con el fin de volverlo universal, con acceso gratuito a medicamentos y estudios, que fuera más eficiente y humano; es por ello que “el derecho a la atención médica y medicamentos gratuitos” se estableció como uno de los 25 programas prioritarios para llevar a cabo durante su Gobierno y como una reforma al artículo 4 de la Constitución con el fin de garantizar la salud de más de 120 millones de mexicanos.

El abandono del Sistema Nacional de Salud, en los últimos 36 años nos heredó un sistema de salud en ruinas, ineficiente, minado por la corrupción y el saqueo; tras la llegada de nuestro Presidente Andrés Manuel López Obrador a la presidencia, encaminó nuestro sistema de salud hacia una política de bienestar, gratuidad y derechos humanos para todas y todos los mexicanos, incluyendo en estos beneficios el suministro de medicamentos y materiales de curación. “250 unidades médicas de salud destinadas a la población sin seguridad social, pero abandonadas, sin terminar la obra o con necesidades de equipo que son escandalosos monumentos de la incompetencia, la corrupción y el tráfico de influencias”.

De este modo fue como surgió el Instituto Nacional de Salud para el Bienestar (INSABI), el cual brinda su servicio en todo el territorio nacional. Una de las principales acciones que pusieron en marcha para el rescate del sistema de salud fue la recuperación de 134 hospitales, unidades médicas y centros de salud en Baja California Sur, Oaxaca, Michoacán, Veracruz, Morelos, Guanajuato, Campeche, Durango, Guerrero, Hidalgo, Jalisco, Nuevo León, Puebla, Quintana Roo, San Luis Potosí, Sinaloa, Sonora, Tabasco, Yucatán y Zacatecas, donde se invirtieron 8,196 millones 91,614 pesos.

A pesar de estos intentos por garantizar la salud de todas y todos, los retos a vencer han sido diversos y monumentales, empezando por el combate a la corrupción en la venta y distribución de medicamentos, le renovación de centros e infraestructura abandonada por años, la falta de médicos especialistas en zonas rurales alejadas en todo el país y por último, y más desafiante, una pandemia mundial de proporciones nunca antes vistas en la época moderna.
Todos estos factores fueron retardando el proceso de transformación y rescate del sistema de salud, sin embargo, esta deuda pendiente no fue olvidada por el Presidente quien en su 3er informe de Gobierno, llevado a cabo el 1° de diciembre de 2021 en el zócalo de CDMX, señaló: “El sueño que quiero convertir en realidad es que al final del Gobierno, el sistema de salud pública, sea capaz de que cualquier persona sea atendida como se merece, con médicos, estudios y medicamentos gratuitos”, Hoy poy hoy, ese sueño comienza a materializarse en Colima.

El pasado 18 de mayo de 2022, nuestra Gobernadora Indira Vizcaíno acompañada del Secretario de Salud Jorge Alcocer y el Director General del IMSS, Zoé Robledo, anunció que Colima se convertiría en el 3er estado, después de Nayarit y Tlaxcala, en incorporarse al sistema IMSS bienestar, con el fin de garantizar la atención médica gratuita a personas sin seguro social, avanzar en la federalización del sistema de salud y por lo tanto, ofrecer un mejor servicio y eficiencia.

El Gobierno de México invertirá en el estado 533 millones de pesos en los tres principales ejes: el mejorar del abasto de medicamentos, regular el personal de salud y la inversión a la infraestructura y al equipamiento, se estima que será en aproximadamente 2 meses que comience a funcionar el IMSS bienestar en Colima.

En las próximas 2 semanas saldrán las convocatorias laborales y se buscará incorporar a 279 médicos y médicas, 373 enfermeras y enfermeros; 39 paramédicos, además de 19 acciones de infraestructura.
Esta transición va a mejorar la estabilidad del servicio hospitalario, además se contará con: plantillas de médicos y especialistas, atención de primer nivel en centros de salud, habrá 80 unidades médicas del seguro social para atención hospitalaria (o de segundo nivel), en clínicas de la Secretaría de Salud en Colima; se contará con diversas especialidades como cirugía general, gineco-obstetricia, medicina interna, pediatría, anestesiología, medicina familiar y epidemiología; y en las clínicas del ISSSTE y del IMSS se atenderán emergencias, independientemente si los usuarios son o no derechohabientes. Esta red de atención incluirá el que podamos trasladar pacientes a los institutos de salud.

Cabe señalar que gracias a las gestiones correspondientes llevadas a cabo por nuestra Gobernadora Indira Vizcaíno, es que se podrá rescatar el sistema de salud en nuestro estado, tras un periodo en que lo más importante fue la privatización y mercantilización de los sistemas de salud.

Por fin, el sueño del Presidente Andrés Manuel López Obrador será una realidad y será gracias al trabajo en conjunto de Gobierno del estado de Colima, que encabeza nuestra Gobernadora Indira Vizcaíno, del IMSS y de la Secretaría de Salud, que Colima será de los primeros estados en vivir esta transformación.

¡Enhorabuena a todos y a todas la colimenses!

¡Enhorabuena por la salud, la dignidad y el bienestar!


Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram