Estación Esperanza

El narcoestado del PRIAN; el súper peso de la 4T

Vladimir Parra

“México es el país con mayor fortaleza en su moneda después del dólar. Esto no se veía en medio siglo”.
—Andrés Manuel López Obrador

Detrás de cada acción que se ha tomado durante el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador, siempre ha prevalecido el interés principal de beneficiar a las grandes mayorías de México, generar bienestar y recuperar la igualdad y la justicia social; sin embargo, estas acciones no están exentas de que grupos opositores tergiversen la información, generen confusión o hagan politiquería anteponiendo así sus propósitos personales o de grupo, aprovechándose de su poder o posición pública.

El proceso de transformación del país ha tenido que hacer frente a estos embates diariamente, sin embargo, nuestro Presidente ha demostrado que el trabajo, la congruencia a través del tiempo y los hechos, son la mejor forma de acallar la politiquería. El mayor ejemplo de esto, fue el juicio por el desafuero en contra de Andrés Manuel, en el que atinadamente señaló: «Quienes me difaman, calumnian y acusan son los que se creen amos y señores de México, son los que en verdad dominan y mandan en las cúpulas del PRI y del PAN. […] Ustedes me van a juzgar, pero no olviden que todavía falta que a ustedes, y a mí, nos juzgue la historia”.

Y es así, como la historia se ha encargado de poner a cada quien en su lugar: En Estados Unidos, el Exsecretario de Seguridad de Felipe Calderón y titular de la AFI durante el sexenio de Vicente Fox, Genaro García Luna, fue declarado culpable, por narcotráfico y delincuencia organizada, demostrando así la consolidación de un narco-gobierno por dos sexenios, así como la gran farsa que fue la guerra contra el narcotráfico que dejó a miles de muertos y desaparecidos en el país, consecuencias cuya violencia, aún al día de hoy padecemos.

Mientras tanto, con hechos se demuestra que el avance económico de México gracias al manejo responsable de las finanzas públicas nacionales, los déficits fiscales bajos y que no hay endeudamiento irresponsable como sí había en el pasado, ha abonado a la estabilidad financiera de México, con un súper peso tan fortalecido que rompió la barrera de los $18.00 pesos, llegando a los $17.98, su mejor momento en casi un siglo; una inversión extranjera directa que tan solo de enero a septiembre en 2022 aumentó un 30%, la cifra más alta desde 1999 y que en 2023, aumentará aún más con la llegada de Tesla al país; con la rehabilitación de refinerías y la adquisición de Deer park que han ayudado al aumento de ingresos; tasas de interés altas (11.05%) en comparación a la inflación (7.82%); así como un crecimiento exponencial en el tema de exportaciones.

Hoy a pesar de la crisis mundial, de las consecuencias a raíz del covid-19 y de la guerra entre Ucrania y Rusia, la economía mexicana sigue siendo tan atractiva que se siguen rompiendo récords. Con hechos se demuestra que ha pesar de la desinformación y la politiquería, la Cuarta Transformación avanza manteniendo sus ideales de bienestar, igualdad y justicia social.